Enero de 2017
Después de nuestra participación en La Matanza y en el XCM de San Agustín de Guadalix, tocaba el turno a una carrera por etapas que teníamos muchas ganas de participar, la Costa Blanca Bike Race, pero sólo podíamos ir el fin de semana y hacer la versión Half y no realizar la de los 4 días...

Ésta es la breve crónica de Rubén:
 

 La CCBR fue la primera marcha de categoria y renombre del año, compartiendo con los grandes del panorama nacional, entre ellos Coloma y Mantecon. Fueron dos dias de autentico MTB, con recorridos muy divertidos en los que se alternaban fuertes subidas con bajadas muy tecnicas, todo ello en un terreno roto en roca viva, que me hicieron sacar lo máximo que en ese momento podia dar de mí mismo, pero que asu vez fue una experiencia que me dejó un gran recuerdo de esta prueba.

Rubén Rodríguez




Por mi parte, después de las otras dos pruebas, ésta me daba bastante respeto ya que sabía que era muy técnica y con recorridos muy rotos y difíciles de ciclar. El formato Half, tenía sus propias categorías y se podía correr en individual. La primera etapa fue muy dura , barro y terreno muy difícil pero no se me dió nada mal, me pareció muy divertida aunque había tramos que con lo que había llovido eran auténticos ríos que había que cruzar . Cuando finalmente llegué a meta, me sorprenden diciendome que soy la primera de las féminas de la carrera Half, no me lo podía creer. Así que envima con podium y todo!


 La segunda etapa , ya fue otra historia, en la primera bajada salgo disparada de la bici por una raíz escondida y cuando me levanto me doy cuenta que me duele muchisimo una costilla , así que la carrera fue una agonía por terminarla. Creía que no llegaba nunca, que sería la última en llegar, en fin, pero finalmente llegúe a meta con mucho sufrimiento.
También gané esa etapa, y por lo tanto la general de Feminas de la CBBRHalf del 2017!!

Ah por cierto, nada más llegar a meta y que me dijesen que era la 1ª fémina, me hicieron un ¡control antidoping!!, jajajaja

Celia Ruiz





La temporada iba avanzando y llegaba el turno de la primera marcha centenaria. Era el primer test de fondo e iba a comprobar si aprobaba o moria en el intento. La salida fue fulgurante y pronto me coloqué en cabeza, haciendo breve compañía a Mancebo y Trujillo...pero la carrera nos colocó a cada uno en su sitio. La marcha fue muy divertida, por bellas zonas de pinar  por donde trancurrian multitud de senderos y alguna bajada tecnica, para probar mis habilidades. El transcurrir de los quilometros al final fue haciendo estragos y, la falta de fondo más un gel caducado, hizo que llegara muy justito a la meta, donde finalmente celebramos la llegada de mis compañeros del CCG.

Por Rubén Rodríguez.

 

Estabamos ya en Abril y tocaban las tiradas y pruebas más largas, después de un Febrero con otra lesión en el codo debido a otra caída en la Vuelta a Córdoba (para variar!) me enfrento a la primera prueba del año de una distancia de 100 km.... sabía de antemano que iba a morir en el intento, pero era necesario para continuar...
Ese sábado a las 8 de la mañana hacía un frio espantoso, y se sale a to trapo!! los primeros km son muy rodadores y la peña quiere entrar pronto en calor, y a mi me pasaba lo mismo. Senderos y más senderos, la verdad es que eran una delicia, si no fuese por que veias que el cuentakilometros no avanzaba, pero si las horas.
Subidas infernales, bajadas muy técnicas, todo eso unido a la aún falta de fondo iba haciendo mella, además, para rematar en todo el recorrido nos hizo un aire que te mataba literalmente.

Resumiendo, me gusto muchisimo la marcha, bien organizada, bien señalizada para un recorrido tan largo y ratonero, los avituallamientos correctos, es verdad que no vi ningun puesto de mecánica (no me hizo falta) pero si en otras marchas suele haber algun puesto en alguno de los avituallamientos. En general todo muy bien.

En cuanto al recorrido,  muy duro pero es verdad que aún y en esa época, no iba del todo preparada para el tipo de marcha que era, pero me lo tome como un reto y lo supere. A mi no me sobro la ultima subida y eso que iba justita, la bajada de después me dejó con una sonrisa de oreja a oreja y muy buen sabor de boca. Si que me sobraron los cortafuegos infernales para mi es la unica pega que puedo poner al circuito, el resto mucha variedad...

Como todo, tiene margen de mejora para ser una prueba de referencia en la zona centro.




Primera Marathon de la temporada, para ir afinando la forma. como siempre esta prueba no defrauda, por el tecorrido y organización, además volvimos a tener suerte con la meteo. Ya me conocia un poco la zona del año anterior  y no quise salir muy lanzado para aguantar sin bajones de rendimiento ( y eso que me anime un rato cuando coincidí con Santi Blanco, ex profesional de Banesto) Aun así y dado que el recorrido es bastante exigente llegué en 8 h. al limite de mis fuerzas, pero muy satisfecho por como se desarrolló la marcha y con la moral acumulada de cara a lo próximo que venía en el calendario. Volveremos!!











Un año más todo de 10!
Se van notanto los kilómetros en las patas y las horas encima de la bici, allá atrás quedaron los momentos peores , así como el año pasado en esta marcha sufrí mucho por se la primera "larga" del año, en este año, después de la 101 miradores y alguna que otra kilometrada que ya nos habíamos hecho, he sufrido mucho menos.
Por lo demás y como siempre, el paisaje espectacular, la organización perfecta, los avituallamientos no faltaba de nada, Protección Civil, Policía y Guardia Civil en cada cruce..... LOS VOLUNTARIOS un 12, siempre dando ánimos, atención, ayuda, no pedalean por nosotros porque no pueden...... La gente de todo el Valle del Tietar animando en cada pueblo.... Es que no se puede pedir más a una Marcha.
De las dos ediciones que he hecho, sin duda esta es la que tiene mejor recorrido bajo mi punto de vista. Muy duro y muy bonito. Enhorabuena a los organizadores.  



Después de la Bilbao_Bilbao esta fue mi segunda marcha de carretera, acompañado de nuevo con compañeros del CCG. Me valío para seguir acumulando kilometros y desconectar un poco de las ruedas gordas, además de compartir experiencia en grupo.
Intentamos salir lo más delante posible y rodamos un rato juntos, hasta que la carretera nos puso a cada uno en nuestro sitio. Acostumbrado a MTB me pareció que la bici volaba y los km pasaron muy rápido,disfutando de la belleza del trazado y entretenido en cazar grupos...y de no perderlos a veces jaja, tanto que completé los 180 KM de la marcha larga en 6h.
Después celebramos la llegada de todos los que particimos con cervecita fresca, porque el calor apretó ese día.

Poe Rubén Rodríguez



 Al fin pasamos la linea de salida!!  “ya no hay vuelta atrás” pensé al oír en ese mismo momento tanta animación de tanto público, esa animación del público era muy motivadora. Subimos la corta pendiente y de nuevo giro a la izquierda, ya en la travesía de Graus toda la expectación, gritos, los ánimos eran por doquier, llegamos a la rotonda principal en un minuto o dos y aún más público animando con pasión, giro a la izquierda y salida del pueblo.


Aquí comienza realmente la prueba porque mientras vas saliendo del pueblo era como si la animación te lleva en el aire flotando, estando ya metido en el “ajo”, “yo mi bici y 200 km por delante” pensé, comienzo a poner todos mis sentidos  para dosificar las fuerzas lo mejor posible, no había pelotón, todo era como un racimo en el que más o menos se formaban grupos, yo iba de uno en otro , en el que me encontraba más cómoda , y avanzando poco a poco.

Los primeros km a la salida de Graus picaban hacia arriba, yo apretaba pero sin llegar a notar sobrecarga en las piernas, lo típico al comenzar una carrera tan larga. Luego desapareció el desnivel e incluso parecía que se volvió hacia abajo, eso aumenta la velocidad de los pequeños grupos. Al poco, giro a la derecha en un cruce y aparece desnivel hacia arriba, comenzaba la 1ra escalada, la del Castillo de Laguarres.
Corono sin problemas Laguarres, bajada sin nada de frío hace un día espectacular!

Finaliza el descenso pronunciado y entro en una carretera muy buena y amplia donde el desnivel sigue hacia abajo en menor proporción,


Continúo el recorrido, consciente de que me aproximaba a lo realmente duro del día y que apenas había comenzado. La carretera picaba hacia arriba, poca cosa. Paso el 1er túnel y Llego a Campo (un pueblo) en un grupo bastante numeroso que al fin nos habíamos juntado (30 al menos) y la travesía del pueblo me elevó el ánimo por la gente animando con pasión, niños, ancianos, mujeres, de todo!! nos tendían la mano y la mayoría de los corredores con una sola mano en el manillar y la otra mano chocamos los cinco dedos con el público, pero poco duró mi entusiasmo, al poco unos fotógrafos y comienza la subida a Serrate, una subida en un piso con gravilla!! en una carretera muy ancha donde se juntaron muchos participantes, el desnivel era llevadero pero la gravilla era bastante tediosa, el Sol ya calentaba bien. En lo más alto había avituallamiento, recargué los dos bidones con agua, a uno de ellos le eché las sales,  que llevaba en un bote pequeño.

Pues después de lo que me pareció una corta bajada se produce la separación, con aviso en el km previo y muy bien indicado en el lugar, a la izquierda para los valientes o locos (recorrido largo) y a la derecha para los de recorrido corto, (se cumplía el km 100 ), comienza la subida a Bonanza (cuidado, el nombre engaña).

coroné Bonanza (1.380 metros). Terminado el descenso comenzamos a subir Col de Espina, pensé que era la última subida, es decir, confundí Col de Fadas con Col de Espina en el orden del recorrido y creí para mi pesar que estaba subiendo la última gran cumbre,

 Llega la parte final de subida donde el desnivel se hace considerablemente más liviano y al final del ascenso se puede divisar el último avituallamiento líquido y sólido, llego al fin ( 134 km), dura poco porque se enlaza con la última subida: Col de Fadas, solo recuerdo algunas curvas del descenso.

 la 1ra parte era bajada muy pronunciada y solo usaba los frenos,  luego la pendiente hacia abajo se volvió menos peligrosa y a partir de entonces seguí bajando por un recorrido con un paisaje espectacular con algún túnel, me hizo recordar a la garganta del Chorro y al desfiladero de los Gaitanes en la provincia de Málaga por su similitud, pero este se veía durante más tiempo, volví a pasar por el pueblo llamado Campo y aún quedaba algo de afición que solo pude ver fugazmente claro.


A partir de aquí aún me quedaban 40 km (que al final fueron menos) que por ser los últimos se me hicieron algo largos. y Tras unos km más la llegada a meta



Llego el momento algido de la temporada, el reto del año...seríamos capaces de cruzar los pirineos del Mediterraneo al Cantabrico en 7 etapas?? Pues judgad vosotros mismos. En mi caso, después de todada la preparacion que llevaba encima, intenté que fuera un reto a nivel deportivo, es decir los 7 días a fullgas, sin guardar nada, con los de delante, pero a su vez sabiendo que al día suguiente tocaba más de lo mismo. Compartí muy buenos momentos con gente de medio mundo: brasileños, canadienses, belgas, franceses, ingleses...gente con mucho nivel que tenian mucha experiencia en pruebas de este estilo, por no decir que habia campeones nacionales como Zugasti o Misser. Tras recorrer cerca de 800 km y un porron de metros de desnivel ( con 300m de regalo en cada etapa, obsequio de la organizacion jaja) reservé la última etapa para hacerla con Celia y asi vivir también la carrera desde mas atrás, más relajado y donde hay más compañerismo y mementos para el disfrute. En Hondarribia tuvimos una despedida por todo lo alto, con un gran convite, otro obsequio de la organización, que estuvo en todos los detalles el evento.

por Rubén Rodríguez



Que nervios, por fin llegó el ansiado día, el gran reto que llevabamos preparando todos éstos últimos meses y .... ya estoy aquí y empezamos!! El primer día en la salida nos agrupan a todas las féminas para salir por delante en el tramo neutralizado. Esto se agradece mucho, pues vamos todas juntas un buen rato charlando, mientras el coche de delante va haciéndonos fotos. La salida al principio afortunadamente es tranquila y no hay necesidad de morirse como pasa en los Open de Madrid. Breve recorrido por el paseo marítimo y rápidamente nos metemos en pistas. 
El comienzo de TRANSPYR es sin duda espectacular, enlazamos tres etapas que pusieron a prueba nuestra fuerza física y mental. La 1ª etapa de 116km y 2300m desnivel, consiste en una transición entre el moderado paisaje del Alt Empordà y la Garrotxa y los primeros encuentros con la montaña. Dejamos el mar y la cultura mediterránea para ganar progresivamente altitud hasta Camprodon. Es sin embargo una etapa de sorprendente dificultad ya que la salida es a nivel del mar y la llegada a 1.000 m de altitud, teniendo además que lidiar con una humedad y temperaturas altas.


Moviéndonos la mayoría del tiempo desde 1.000 m hasta casi los 2.000 m, la 2ª etapa de 119km y 2.700m desnivel es una verdadera etapa que da carácter a TRANSPYR. Para empezar, justo después de dejar Camprodon, nos enfrentamos con la icónica Collada Verda con su largo y duro descenso. Estos primeros 20 kms son un sector cronometrado en el cual tenemos que tener cuidado en el inicio, ya que somos casi 300 corredores buscandohueco en senderos estrechos y muchas encrucijadas. Pasamos un par de pequeños pueblos, después de alcanzar el collado, luego el descenso es pronunciado y por consecuencia rápido y estrecho. En Ribes de Freser tuvimos el primer avituallamiento.
Casi sin tiempo para descansar nos esperaba la segunda subida importante, justo después de Ribes de Freser. En esta parte de la etapa subimos hasta los 1.900 m en un escenario montañoso de terreno abierto, a veces afrontando la dificultad de mantener el movimiento en césped y cuestas muy inclinadas. El segundo sector cronometrado tiene lugar en este entorno, antes de llegar a una carretera asfaltada que te llevará hasta el segundo avituallamiento en el resort de ski La Molina.
Desde este punto tuvimos la oportunidad de disfrutar uno de los mejores descensos de TRANSPYR GRAN RAID MTB: no muy técnico, mayoritariamente fluido, sin el stress del crono, que nos bajó hasta el maravilloso valle de la Cerdanya, donde en una larga transición al oeste –una combinación de amplios senderos, algunos caminos pequeños y bonitos e incluso carreteras– alcanzamos la Seu d’Urgell, punto de etapa siguiente.

Con una gran cantidad de desnivel y una gran distancia la 3ª etapa de 115km y 3.200m+
es sin embargo una etapa que me pareció rápida y que se dirige un poco más hacia el sur mientras seguimos avanzando por senderos de bosque y caminos pequeños a través de áreas desconocidas de los Pirineos. Después de una transición por asfalto en carretas tranquilas, tuvimos que afrontar una subida dura, larga y abierta bajo el sol –pero recompensada por una espectacular vista de 360 grados por encima de los 1.800 m de altitud, seguida por el que debe de ser el descenso más largo de TRANSPYR GRAN RAID MTB: rápidas pistas de bosque seguidas de pequeños senderos entre los árboles.
Una segunda subida corta pero casi imposible nos dirige al lago de Montcortès, muy fotogénico. Después del tercer avituallamiento será necesario superar otra subida bastante larga, empezada en asfalto y continuada por amplias pistas de bosque.
En la última parte de la etapa simplemente nos dejamos caer hacia el Pont de Suert.


La 4ª etapa de 102km y 3.200m+ fue para mí la etapa más impresionante. Hoy entramos en los Pirineos de Aragón justo después de la salida. Con una ascensión que rodea la montaña del Turbón de forma peculiar, esta es un área tranquila de belleza imponente.Después de una primera parte complicada llegamos al segundo avituallamiento en Campo y, una vez cruzada la carretera principal, empieza otra larga y dura ascensión al bonito collado Gulliver: un sitio con recompensa y casi solo al alcance de los ciclistas que han podido llegar hasta aquí.
Después del tercer avituallamiento situado en la Collada, detrás de la montaña rocosa de Peña Montañesa, tuvimos la oportunidad de conocer la reputada destinación de mountain bike de Ainsa Zona Zero en una loca compilación de senderos. … ¡no podíamos perder esta ocasión! el descenso de Aínsa no es excesivamente complicado, es el nivel justo para que disfrute, en algunos sitios más que otros, e incluso me emocione en algunos lugares. Pero siempre con cuidado, ¡luego nos hemos encontrado un corredor con la clavícula rota!
Cuando he llegado ya a Aínsa , solo me faltaba subir hasta el Castillo. 


La 5ª etapa es sin duda la menos dura, solo 98km y 2400m de desnivel positivo acumulado.La quinta etapa empieza suavemente siguiendo el río Ara combinando cortas conexiones de grava y asfalto hasta que se tiene que entrar y circular por una carretera principal por aproximadamente 8 km. Fue necesario hacer una aproximación lenta de todo el grupo hasta este punto ya que hay túneles en este tramo de carretera principal.Una vez terminamos estos 8 km de carretera atravesamos un paraje muy bonito por pequeñas y bonitas pistas entre campos, cubriendo una pequeña elevación hasta que se alcanza Fiscal, dónde está el primer avituallamiento. En este pueblo empieza la única subida de la etapa, larga y exigente hasta Peña Oturia –donde tradicionalmente las vistas son espectaculares– parcialmente dentro del bosque y parcialmente bajo el sol.


Las primeras rampas para quitarte el hipo y el cansancio de ayer se empieza a notar . He subido tranquila con un grupito hasta coronar el Pico de Oturia (en realidad no llegamos a la cota máxima), hoy lo pienso tomar como una etapa de “descanso”. Allí arriba las vistas son alucinantes.Comienza un larguísimo y rápido descenso en un ancho camino hasta Yebra de Basa, segundo y último avituallamiento del día.La parte final de la etapa es una combinación de carreteras de conexión y pequeños senderos, asequibles y mayoritariamente fluidos, hasta que se alcanza un poco de elevación antes del descenso en un bonito sendero para llegar a nuestro punto de etapa, Jaca.

Y llegamos a la 6ª etapa, la demoledora, de 135km y 3000m de desnivel. Al principio todo ha ido todo normal, pista rodadora, buena velocidad media y todo el mundo bastante agrupado, pero luego…. he llegado al avituallamiento de Burgui donde he comido y sin perder mucho tiempo he seguido mi camino. Ahí ha empezado otra etapa, muy diferente de lo que nos habían dicho! Empezando en la Ciudadela de Jaca, nos dirigimos hacia el noroeste para evitar la elevación de los Pirineos. En la primera parte de esta etapa tan larga nos meten por un terreno rodador con el fin de incrementar la velocidad media sin demasiado esfuerzo.Haciendo esto, nos dicen, intentamos cubrir kilómetros y ahorrar energía para cuando se tenga que afrontar las primeras pequeñas montañas hacia la mitad de la etapa. ¡Cuando saltamos a los Pirineos de Navarra la elevación de cada collado será mayor!
El track pasaba por dentro de pueblos donde encontraremos fuentes para complementar los cuatro puntos de etapa establecidos por la organización. La dificultad técnica aparentemente es muy baja porque asumimos que la distancia y el desnivel son suficiente reto. A medida que avanzábamos en la etapa experimentamos la transición natural y cultural desde los escarpos Pirineos de Aragón a las formas más atlánticos de los de Navarra.

 

Y llegó la última etapa de la Transpyr, en teoría una etapa fácil y corta con más descenso que ascensión que une Burguete con las playas de Hondarribia. Y de nuevo fue una etapa muy complicada pero a la vez la más bella! Este es un terreno muy complicado, con abruptos desniveles y tramos llenos de piedra suelta, y encima con un calor y una humedad que no te dejaban respirar.


Emocionante última etapa de 100km y 2.800m desnivel, con el océano Atlántico ya en la mente. Con casi 1.000 m de desnivel positivo a sumar, esta etapa es también una celebración de la bici de montaña. ¡El recorrido tiene un poco de todo lo que los apasionados del deporte amamos!Dura, con cuestas empinadas imposibles, descensos muy exigentes, por terrenos rocosos y cubiertos de hierba, ofrece impresionantes y abiertas panorámicas, bosques frondosos, sinuosos senderos rodadores…
El paisaje es simplemente impresionante y desde la mitad de la etapa, tuvimos la suerte de poder divisar el océano Atlántico. Saliendo de Burguete nos encontramos con empinados repechos que nos obligaron a entrar en calor, y en algunos había que desmontar, cada vez había menos fuerzas, pero en seguida llegaromplicados descensos hacia los valles de la baja Navarra, ahora territorio francés.



Sin embargo, a causa del tipo terreno, otra vez esta no es una etapa fácil: tuvimos las duras subidas características de esta región, y conservar un poco de energía para poder concéntrarnos en la llegada a la congestionada área de la costa vasca 


Al llegar al avituallamiento en el Collado de Lizaieta nos anunciaron que ya teníamos la etapa casi acabada, que eramos ya casi Finisher!! Que agonía! Un par de horas más tarde cruzamos el arco de meta y nos convertimos en finisher de la Transpyr !!! Que alegría, es un momento super especial, porque hemos entrado Rubén y yo juntos en meta !. No me lo puedo creer, sin él y sus constantes ánimos, esta etapa no la hubiese podido terminar! Estoy contenta y a la vez triste porque no quiero que se acabe, he dado todo lo que he podido y ahora somos Transpyrhéroes!!










Existe un ingrediente que convierte las locuras en historias épicas. Quizá sea el valor, como el de que afronta una ruta de 770 kilómetros sin descanso. O el tesón, como el de las pedaladas que se suceden, una tras otra, sin pausa. O puede que sea el sudor, que sufre quien se atreve a cruzar la península Ibérica, tierra de conejos y matorrales, al final del verano.


El caso es que toda historia épica merece ser contada. Dos capitales históricas unidas por una ruta poblada de nombres de lugares muy antiguos. La Powerade MTB Non Stop afronta nueva edición entre Madrid y Lisboa, un recorrido de 770 kilómetros por tierras agrestes entre Las Rozas y el Parque das Naçiones, en la capital portuguesa. Y  los 3 componentes del Club ciclista Guadarrama teníamos, 55 horas para completarlo, lo que hacía que dormir no fuese una opción para los participantes.

ETAPA 1: LAS ROZAS – ROBLEDO DE CHAVELA: 67KM +1260M 


15:20h Llegada a Robledo de Chavela de Juan Lorenzo

ETAPA 2: ROBLEDO DE CHAVELA-BURGOHONDO: 80KM +1979M

Los primeros kilómetros transcurren por carretera, ponemos el turbo y dejamos a la izquierda el Observatorio Astronómico que la NASA tiene por estas latitudes, y tomamos la carretera que nos dirige a Cebreros, por aquí tenemos un pequeño repecho que hace que disminuya la velocidad, pero enseguida volvemos a bajar, nos lanzamos, y volvemos a subir, hasta que abandonamos la carretera para tomar un camino asfaltado que sale a la derecha con una buena pendiente.

Una vez que se acaba el asfalto, se continua por una pista en muy buen estado, aquí empiezan a aparecer las primeras cuestas con mayúsculas.

los kilómetros vuelan, una vez que cruzamos la presa, entramos en una carretera secundaria asfaltada atravesando urbanizaciones y disfrutando de una fantástica vista del embalse, hasta que en una pequeña plazuela se gira a la izquierda y se comienza por una senda para dar paso a lo que los entendidos llaman “singletrack”, y que toda la vida ha sido un camino de cabras, aquí empieza lo divertido, subidas, bajadas, piedras, raíces, ramas, algún árbol caído sobre la senda, en fin, todo lo que hace divertido este deporte, vamos rodando paralelos a la orilla pero desde una altura respetable.

Va apretando el calor, terreno duro y rompepiernas, en este tramo se me acaba el agua. Veo a un señor que esta en una finca, le pido agua, y me da sin problema, así que a seguir hacía adelante. Llegué bastante entera a Burgohondo donde me esperaba Rubén para darle el relevo, sobre las 19:15h . 
15:00h Celia esperando el relevo de Juan en Robledo de Chavela

ETAPA 3: BURGOHONDO – NAVALPERAL DE TORMES: 61KM +1702M

Mi primera de las 3 etapas que me tocaban. Esperaba con ansia el relevo de Celia a las 7 de la tarde en la plaza de toros de Burgohondo. La etapa empezo con un subidón de 3km, donde recuperamos una plaza en nuestra ategoria, para continuar con una bajada técnica y seguido de un largo tramo de asafalto, donde cayó la noche y empecé con el tramo final de pista y sendero, en el que tuve que navegar con el Gps, ya que iba solo hata llegar a Navalperal de Tormes para dar el relevo a Juan.
Rubén en Burgohondo esperando el relevo de Celia


Llegada de Rubén a Navalperal de Tormes

ETAPA 4: NAVALPERAL DE TORMES – NAVACONCEJO: 83KM +1300M 

 
Salida de Juan de Navalperal de Tormes a Navaconcejo

ETAPA 5: NAVACONCEJO – CAÑAVERAL: 83KM +1300M

Tramo que hago entero de noche. Los primeros kilómetros no son complicados, a medida de que van pasando, la cosa se complica mucho, repechos, pero sobre todo caminos muy estrechos con mucha maleza y piedras, por los cuales es difícil transitar, me toca poner muchas veces el pie a tierra. Mas todas las vallas que tuve que saltar.
Voy de salida solo, pero al pasar los tramos complicados poco antes de llegar a Plasencia, me uno a unos corredores ,con los cuales completo muchas partes de la etapa, ya que nos toca saltar una valla con unas escaleras, que entre varios se hace mejor. Este tramo tiene algunos kilómetros de asfalto, así que no se lleva mal.
 no recuerdo exactamente cuando, pero sí que en un momento dado, nos quedamos solos y siguiendo el track, acabamos en una dehesa sin camino que seguir ni senda por donde andar, hay que inventarse el recorrido siendo lo más fieles posibles al track que nos marca, hasta que nos encontramos con una valla de piedra y rematada por alambre de espino, menos mal que aquí nos juntamos con otros 2 compañeros y entre los 4 pasamos las bicis por encima y seguimos la marcha juntos…

vallas, puertas y alambradas, así seguimos avanzando por los campos extremeños, cuando vemos los primeros mojones de la Vía de la Plata. Llego a Cañaveral sobre las 2 de la madrugada

Llegada de Celia a Cañaveral
 Salida de Juan de Cañaveral


 Salida de Juan de Cañaveral. Relevo

Salida de Juan de Cañaveral. Relevo

ETAPA 6: CAÑAVERAL – ALCANTARA: 75KM +1108M



Llegada de Juan a Cañaveral que da relevo a Rubén

ETAPA 7: ALCANTARA – CEDILLO: 81KM +1600M 

Mi segunda etapa. Temida por todos por el calor y la duración. Me esperaban unas cuantas horas de recorrido por la estepa extremeña...Volví a salari a saco por las calles de Alcantara, a afianzar nuestra posicion en la lasificación y de paso procurar llegar lo antes posible ya que el calor apretaba y el terreno no era mu digno de ser visto: tramos de sendero por estepa, tramos de tierra suelta , pista de rodar mas y menos fácil, granjas de cerdos y la sorpresa final con un bajadón a un rio para lluego remontarlo a capón con calor de justicia que hacía desear la llegada a Cedillo para dar el relevo a Celia y dame una ducha helada!!



ETAPA 8: CEDILLO – PONTE DE SOR: 90KM +1109M

Esta etapa el problema fue el calor, para bajar a la presa había un sendero guapísimo tipo bike-park en el que se disfrutaba, posteriormente fue aguantar el calor como se podía, caminos fáciles en los que ya empezaban a verse tramos de arena suelta…”

En esta etapa, cruzamos la frontera, pasamos al territorio portugués por el distrito de Portoalegre. Etapa de bastantes kilómetros, en estas 3 etapas la mayor dificultad es la arena, cuesta mucho rodar por ella. Se me hace de noche casi al terminar la etapa. van pasando los kilómetros, en algún banco de arena me caigo, en otros me toca bajarme. Pero dentro de lo que cabe muy bien, se coge algún kilómetro de asfalto, lo que a estas alturas se agradece. Creo que llegué a Pont de Sor sobre las 23h de la noche, al final se me hizo bastante bola.
Salida de Celia de Cedillo

Legada de Celia a Pont de Suert


ETAPA 9: PONTE DE SOR – CORUCHE: 86KM +656M





ETAPA 10: CORUCHE – LISBOA: 108KM +281M



Tras el tramo de enlace con la caravana hasta Coruche, por carreteras estrechas y reviaradas, apreveché para echarme una cabezadita de dos horas ya que el sueño iba haciendo mella. A la 1.30 de la madrugada ya estaba Juan esperando para darme el relevo. Estaba un poco desorientado por el sueño, pero el fresco de la noche y el deber me espabilaron pronto. En esta etapa nos juntamos un buen grupo, que nos la vimos por los arenales portugueses del principio de etapa, que nos impedian avanzar. Menos mal que los dos tercios finales fueron bastante rodadores, casi todo por asfalto, donde recuperamos tiempo, para plantarnos en la llegada a Lisboa, donde tuve que defender al sprint la plaza que llevabamos en categoria de equipos de 3.
 
Llegada a Lisboa en 42h.




Podium 2º puesto categoría Equipo Mixto.